Campaña

27.ago.2009 / 12:52 pm / Haga un comentario

Don Margarito Aristiguieta 

don_margarito.jpg

 

Su primera interpretación la hizo a los 14 años de espaldas al público, ya que cuando niño, era muy tímido y solo así pudo cantar, recibiendo por su trabajo 1,25 Bs. cantidad que representó para él una fortuna debido a las carencias de la época.

Carlos Zambrano, La Victoria.- Era el año 1925, tiempos difíciles para el matrimonio compuesto por Fernando Aristiguieta y Eustaquia Rojas, el primero de origen europeo y su cónyuge de origen criollo, de ambos nacieron dos hembras y 3 varones de los cuales uno de ellos se inclinó a las artes dejando a un lado las rudas herramientas que le impuso su padre para trabajar la agricultura.

 

don_margarito_1.jpg

 

Hablamos del artista más destacado que ha tenido el Joropo Central en el estado Aragua, quien ha logrado llevar la música de Venezuela a países del continente americano y europeo gozando de una gran aceptación por esas tierras lejanas.

 

don_margarito_2.jpg

 

El niño Margarito nació y creció en el pueblo de Guareguare municipio Carrizal del estado Miranda, el décimo mes del año 1925 bajo una familia de origen humilde y trabajadora, su padre de rudos principios, siempre quiso que su pequeño se dedicara por entero a la agricultura, actividad que aquel joven nunca le llamó la atención por lo que en ocasiones lograba escaparse y participar cantando en remates de cosechas y peleas de gallo.

Una anécdota que el lúcido cantador recuerda con especial cariño, fue cuando se le presentó la gran y primera oportunidad de cantar ante un numeroso público, “déle el golpe las flores” le dijo al maestro arpista, golpe que generalmente es utilizado por lo noveles cantantes por la facilidad que les permite al entonar las letras de las canciones, enseguida y de manera automática se volteó hacia la pared del escenario y comenzó a entonar aquel tema bajo un nerviosismo aterrador “las piernas me temblaban” dijo con una pícara sonrisa, recibiendo por su actuación 1,25Bs. cantidad que representó para él una fortuna debido a las carencias de la época.

Posteriormente y a pesar del nerviosismo, el novato cantante fue visto con buenos ojos por los hacendados de la época, por lo que no dudaron contratarlo para el sábado siguiente y cantar en un sitio llamado Guareguarito en la misma jurisdicción.

Cuenta el artista que en una ocasión se negó a trabajar la tierra, por lo que su padrino, le emitió un oficio, el cual debía ser llevado por el propio cantante, quien no vaciló en abrir el documento y percatarse que en el mismo, se ordenaba su detención, inmediatamente y en medio de la desesperación tomó el papel y se lo llevó a la boca para masticarlo y así evitar su castigo.

Mas adelante contrajo nupcias con doña Carmen María Camejo con quien procreo 5 hijos, Carlos Eduardo, Wilfredo quien tuvo el honor de escribir el tema popular “sereno” con el grupo Vera, Alexis, Zulay y Josefina todos profesionales de diversas ramas en ejercicio de sus profesiones.

Don Margarito tuvo el honor de estudiar música con el maestro Vicente Emilio Sojo en la ciudad de Caracas, y ha llevado el Joropo Central por países como Jamaica, Cuba, Río de Janeiro, México, Colombia, Ecuador y España al lado del poeta José Manuel Valera. Entre los múltiples reconocimientos que ha recibido destacan la Orden Francisco de Miranda, Ezequiel Zamora, Andrés Bello, Samán de Aragua entre muchos otros que adornan su modesta vivienda de la populosa urbanización victoriana La Mora.

Hoy día y a sus 83 años Don Margarito recién participó en el 5to encuentro de joropo central realizado en la plaza Campo Elías donde recordó con especial admiración la ocasión que le cantó al líder de la revolución cubana Fidel Castro al cual le dedicó la siguiente frase “Venimos de Venezuela y aquí me encuentro feliz, que viva Simón Bolívar y viva José Martí”. Concluyo con una gran sonrisa.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.