Campaña

14.may.2014 / 08:55 pm / Haga un comentario

El alcalde Juan Carlos Sánchez exigió el reenganche de los trabajadores

t_c_mEste miércoles los trabajadores y trabajadoras revolucionarios de La Camara Municipal de José Félix Ribas, tomaron los espacios de la Plaza Campo Elías, para repudiar las acciones violentas y de despido masivo injustificado emprendidas por parte de los directivos de la Cámara Municipal, conformado por los concejales de la Mesa de Unidad, quienes violentaron el decreto presidencial N° 639 de inamovilidad laboral, el cual garantiza “la protección del derecho al trabajo como proceso fundamental que permite la promoción de la prosperidad, el bienestar del pueblo y la construcción de una sociedad justa”.

La concentración contó con el respaldo del ciudadano alcalde Juan Carlos Sánchez, el diputado del Consejo Legislativo de Aragua, y presidente de la comisión de trabajo y seguridad social, Carlos Ojeda, al igual que los concejales revolucionarios del municipio Ribas, Consejo Político de Gobierno y sectores sociales de la municipalidad.Neacsson Santana, en representación de sus compañeros de trabajo señaló que hasta los momentos ya han sido despedido de manera injustificada más de 10 trabajadores (as) del concejo municipal sin el pago de su liquidación de prestaciones sociales, al igual que se encuentra otro grupo fuera de nómina en las calles, al cual se le a vulnerado el derecho al salario, tal como lo exige la Constitución Bolivariana de Venezuela, solamente por tener ideología chavista y por creer en el proceso de transformación y cambio socialista en el país.

Destacó que desde que los ediles de la oposición se instalaron en la cámara municipal, los trabajadores revolucionarios han sido victima de acoso laboral, calificativos, persecuciones, discriminación por su ideología política, además de desmejoras en las condiciones de trabajo, humillaciones, agresiones verbales y físicas, al igual que suspensión de bonos establecidos en la contratación colectiva, amenazas y denuncias, a fin de amedrentar a los trabajares.

Asimismo, subrayó Santana que la mencionada directiva esta incumpliendo con los acuerdos firmados con el sindicato y la alcaldía para mejorar y aumentar las clausulas económicas a beneficio de los trabajadores, mientras se discute la nueva contratación colectiva. Igualmente exigió en nombre de todos los trabajadores despedidos que sean respetados sus derechos laborales y reincorporados a sus funciones laborales dentro de la institución como lo manda la ley.

Por su parte, Carlos Ojeda, diputado del CLEBA, solidario con la injusticia de los trabajadores del concejo municipal, indicó que lo que esta sucediendo con los trabajadores es un plan político preparado que se viene gestando a nivel nacional por parte de la derecha venezolana, en contra de los trabajadores revolucionarios.

Resaltó que nuevamente la oposición venezolana ha mostrado quienes son en verdad y el deseo conspirativo en contra del proceso revolucionario. Ojada pidió a los trabajadores resistir y oponerse en contra de las injusticias laborales, al tiempo que señaló que la intención de la derecha venezolana es silenciar al movimiento popular y a quienes enmarcados en la constitución venezolana y las leyes tienen el derecho de expresar abiertamente su posición política frente al país.

En este sentido, dejó saber que “los representantes del gobierno de Ribas y sectores sociales de todas las comunidades vamos a acompañarlos en esta lucha y en la protesta organizada y pacifica a favor de la reivindicación laboral.

El alcalde del municipio Ribas, Juan Carlos Sánchez también se pronunció a favor de los trabajadores de la cámara, para repudiar los despidos injustificados realizados por la directiva opositora del concejo municipal, quienes atribuyendo solamente al elemento político han despedido al trabajador, irrespetando el decreto de inamovilidad laboral que hay en el país.

Asimismo, exhortó a la inspectoría del trabajo municipal a que atienda de manera coherente la situación con lo ordena la ley y que de inmediato ordene el reenganche de los trabajadores y trabajadoras que fueron despedidos de manera injustificada a su sitio de trabajo.

Subrayó el burgomaestre que “aquella orden de reenganche que sea desacatada por el patrono deberá pasar a un elemento penal, es decir que la orden vendrá acompañada de la guardia nacional y la policía municipal y quien no quiera acatar el reenganche tiene que ser detenido de inmediato”. Aseguró que no le temblará el pulso para aplicarles todo el peso de la ley.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.