Campaña

16.sep.2014 / 08:25 am / Haga un comentario

Más de 70 años de trayectoria como cantautor del joropo central

A desaparecido una gran figura del folklore nacional que ha venido sembrando la canta del joropo central en Venezuela, Don Margarito Aristiguieta Rojas maestro del joropo central, con más de 70 años de trayectoria, se convirtió en el máximo exponente de este género musical, expresando en cada tema con lírica su musa a flor de labios.

Fue velado en capilla ardiente, donde además de sus familiares y amigos, asistieron cultores y artistas de la canta criolla, además de amigos del Gobierno del municipio Ribas.Hoy lo recuerdan como el gran cultor, conocido en el género musical como el “Coplero de Guareguare”, cantautor que con su arpa, maraca y buche promovió el arte del joropo popular que integra poesía, canto, música y danza.

Margarito nació el 26 de octubre de 1925 en Guareguare en el estado Miranda, iniciando su trayectoria musical a los 12 años de edad entre remates de cosecha y peleas de gallos, acompañado de su padre, llevando consigo su cultura y falleció a la edad de 87 años.

Cabe mencionar que este extraordinario y reconocido joropero, fue fundador del sector La Mora, en el municipio Ribas, desde entonces formó parte de la hermosa ciudad de La Juventud, llevando a cada rincón sus coplas que encanta a los amantes de este género musical.

Su voz rompió fronteras

Caracterizado por ser el cultor de mayor trayectoria en la entonación del joropo tuyero, Aristiguieta también fue la primera persona en llevar esta manifestación tradicional a países como Cuba, Jamaica, España, México, Brasil, Panamá y otra gran cantidad que ha recorrido a lo largo de su vida musical, (quien compartiera con el Maestro Fulgencio Aquino al arpa inigualables interpretaciones). Para él, el joropo fue su vida, el que le ayudo a criar a todos sus hijos, contar sus experiencias y cantarle a las lindas mujeres.

Ejemplo a seguir para las nuevas generaciones

Más que un cantante, Margarito Aristiguieta fue un padre excelente y un guía, un hombre ejemplar cuyo legado quedará por siempre en los hombres y mujeres conocedores del joropo central… Su peculiar estilo recorrió todos los rincones de Venezuela, traspasando inclusos fronteras haciendo sentir nuestro joropo en Cuba, España, México, Colombia y las Islas del Caribe, donde la bandera ondeo en lo más alto donde ahora anda el nombre de Margarito Aristigueta.

Asunción Villanueva, presidente de la Fundación de Joroperos y Joroperas de la Música Central y afines, expresó que para él Margarito Aristiguieta siempre fue un ejemplo a seguir por su disciplina y entrega por la música venezolana, en especial por el joropo central. “No hay palabras de elogio para describir la vida de Margarito, como ser humano siempre fue una persona correcta interesado en ayudar al prójimo, buen padre, excelente amigo y sobre todo entregado a su condición de cantante y compositor. Con su partida física sin duda nos deja una profunda nostalgia; sin embargo, sabemos que desde el cielo nos guiará haciendo sentir el arpa, cuatro y maraca”.

César Durán “El bachiller del arpa”, destacó que durante 25 años siempre estuvo compartiendo con Margarito Aristiqueta a quien se dirigió como su maestro y amigo. “Margarito siempre más que un cantante, él representaba la crema y nata del joropo central, recuerdo incluso la ovación que recibimos en el teatro Teresa Carreño cuando nos tocó compartir escenario con el maestro Simón Díaz. Fueron muchos los momentos gratos que compartí con Margarito, a quien nunca le faltó un buen consejo para sus amigos y sobre todo para la nueva camada de cantantes del joropo central”

Eduardo Mena, reconocido exponente del joropo central, lamento la partida de Margarito Aristiguieta, a quien aseguró agradecerle toda la enseñanza que lo llevó hacer hoy por hoy un hombre de bien y cantante de joropo central. “Margarito era una escuela, quien lo conoció en vida y tuvo la oportunidad de seguir sus consejos puede dar fe de la calidad humana y de ese amor que sentía por nuestra hermosa Venezuela, hoy con su partida no deja un profundo dolor pero a la vez un legado lleno de amor y sapiencia dentro del joropo central”.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.